La Jornada,
México, D.F.
Viernes 10 d
e marzo de 2006

Busca experto demostrar que la música es tan
indispensable como respirar o comer

"Los descubrimientos de todas las zonas cerebrales que involucra la
música permiten entender mejor cómo funciona el ser humano y el
aprendizaje, y proponer métodos de enseñanza distintos para evitar
problemas físicos neurológicos o motores en los alumnos.

"Naturalizar la música, es decir buscar sus fundamenos naturales,
permite entender mejor al ser humano, y al enterderlo mejor podemos
desarrollar actividades, metodologías nuevas que le faciliten
integrarse mejor a la sociedad y, con ello, proponer un mundo distinto.
"De eso se trata. No hay una ideología detrás de todo eso, pero sí una
propuesta diferente de sociedad hacia un mundo distinto, en el cual,
por ejemplo, la consciencia estética del hombre pueda desarrollarse
y dedicar más tiempo a las expresiones artísticas y la cultura que a
otras actividades. Todo mundo se está matando y es mejor dedicarse
a actividades del espíritu.

"Además, a nivel de musicoterapia, al entender mejor los procesos
neuronales, pueden desarrollarse propuestas nuevas para ayudar a
niños con autismo, síndrome de Down y otros problemas de salud
mental. En México, los de déficit de atención son de los más
comunes. Por ello una organización me pidió desarrollar algo con
base en la musicología. En el terreno práctico, sí hay muchas cosas
que hacer, y ahí se demuestra que la filosofía es algo práctico, no
sólo abstracto."

La música es una facultad natural

-¿La musicalidad es una facultad inherente a la naturaleza humana o
un conocimiento adquirido?

-Este aspecto implica un debate sobre innatismo, es decir, si
nacimos con una mente virgen o si ya hay algo en ella al nacer. Soy
defensor de esta teoría y creo que nacemos con facultades innatas,
entre ellas predisposiciones musicales. Esta significa que la forma
que tiene el recién nacido de relacionarse con el mundo exterior y su
propio mundo interno es protomusical.

"El cerebro es un órgano que se autorganiza, sin embargo, ya están
presentes las facultades y lo que hace uno con ellas depende del
entorno social. La música es, por tanto, una facultad natural, no un
conocimiento cultural. Esto no significa que no tenga funciones
culturales ni sociales."
-¿Cómo se relaciona la música con el factor inteligencia y las
emociones?

-En el mundo occidental hubo una relación muy estrecha entre
filosofía, matemáticas y música. Después de Egipto y Babylonia,
hubo una ruptura fuerte con las matemáticas griegas, la cual se
debió al filósofo Parménides, quien fue el primero en introducir el
razonamiento apagógico, es decir, el razonamiento por lo absurdo;
por ejemplo, para demostrar que algo es verde, se demuestra que
no es de otro color.

"Este razonamiento fue aplicado a las matemáticas, y las
matemáticas griegas en aquel tiempo comenzaron a introducir
razonamiento deductivo para demostrar algo. Allí nació la primera
crisis de las matemáticas, crisis que no se aplicó a la música.

"Posteriormente hubo una especie de trángulo en el que, por un
lado, estaba Pitagóras, del otro lado Parménides y arriba
Aristoxenus, teórico griego que hizo de la música una disciplina
autónoma. Las tres áreas estaban muy relacionaas desde el
principio. Luego, la música comenzó a desarrollarse de manera
autónoma.

"La segunda revolución grande fue el invento, entre comillas, de la
notación musical en Occidente y la revolución de Galileo. Allí se
volvieron a encontrar matemáticas, filosofía y múisca.

"Menciono estopor que Pitágoras pensaba que la música era un
número; Aristoxenus consideraba que la música generaba
emociones y sensaciones, y que lo importante en la música es
precisamente ese aspecto sensorial al que Pitágoras no prestaba
atención.

"Desde aquel tiempo, en el mundo occidental se ha concebido a la
música o de forma demasiado matemática, que la esencia de la
música es el número; o al contrario, que la músicaprovoca
sensaciones, emociones, reacciones físicas.

"Ahora, las emociones no son sólo cerebrales, implican reacciones
de organismo y cuerpo. Sí hay una relación muy fuerte entre las
músicas y las emociones.

"En cuanto a la inteligencia, primero debemos definirla.Platón
consideraba que lo mejor que puede pasar es el mundo inteligible,
es decir, el mundo del intelecto, el mundo de la razón; luego vino
Aristóteles y consideró que no era tan así, que hay también el mundo
sensible.

"En el sentido de intelecto y razonamiento, la música tiene que ver
con eso, pero no exclusivamente. Me voy por la tangente, y
podremos decir que hay emociones inteligentes, o el ya famoso
concepto de la inteligencia emocional. Pero ese es otro
rollo."